lunes, 12 de septiembre de 2011

Hermoso y frío crepúsculo 2.0


Llueve.
Hace frío, pero sigo aquí. Unas pequeñas y lindas gotitas de agua salpican mis mejillas. Me gusta. Los pájaros juegan como locos entre la gélida tarde de invierno, al parecer no soy la única a la que le agrada bailar bajo la lluvia. El viento helado alborota mi pelo, lo siento en mi cuello. Que hermoso crepúsculo, perfecto y sencillo. Me siento tan bien, el tiempo parece no existir, ni los recuerdos, nadie, no hay nada, solo estoy yo, sentada en un pequeño banco en medio de una plaza, rodeada de árboles, escribiendo esto, feliz, relajada, maravillada por la perfecta naturaleza.

Egoísmo humano el que nos ciega, y nos niega poder ver que en las cosas más sencillas se encuentra lo más hermoso.


(Aunque del 2009, repito texto, por la sencilla razón de que fue uno de los pocos días en que a la vez que estaba tan cerca de la sociedad, estaba a kilómetros de ella, y en ese camino de magia y felicidad, tuve un agradable encuentro con la hermosa madre naturaleza)

No hay comentarios:

Publicar un comentario