lunes, 24 de septiembre de 2012

De importante necesidad.

Hay días en los que mi cabeza está a medias bien, pero otros me siento vacía, pequeña, asustada, incomprendida y sola.

Necesito creer, confiar y conectar como sólo pude hacerlo contigo, y no, no espero nada de ti ya, ni tampoco quiero. Las cosas pasan y las personas cambian, y yo soy de las que piensan que en cuanto nos enamoramos, lo que después toca es amar recuerdos, por eso sé que no te quiero, al menos no de la manera en la que te quería antes, pero no puedo negar que desde aquellos días ni de lejos he llegado a conectar con nadie como lo hacía contigo. Necesito que consueles los por qués de mi desbordante mente paranoica y desobediente. El problema es que tu no quieres...




(23.03.12)

N.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Morriña.

Triste por saber que los que estaban y que quisiera que estuvieran ya se han ido.

A veces lloro, porque sé que esas personas están ahí, en algún lugar, fumando, durmiendo, follando... Quizás pensando en mi... Pero eso yo no lo puedo saber. Y me jode tanto. Pero más me jode saber que es, porque siguieron con sus vidas y dejaron de soñar conmigo. No logro entender, porque, y al no encontrar ninguna respuesta caigo en la cuenta de que a veces, quizás, le das más importancia a algunas personas de las que ellas intentaron darte. A veces busco, leo y recuerdo y se me empieza a erizar la piel y nublar la vista. Me gusta recordar, aunque me duela. Eso me hace saber que soy quien soy por lo que fui y que la vida, por mucho que nos duela, se pinta con diferentes pinceles.


Aun así, dentro de mi siempre quedará un rinconcito guardado por si algún día decides volver.




N.